¿Y por qué no ir a un restaurante sostenible?

¿Y por qué no ir a un restaurante sostenible?

¿En qué pensamos cuando pensamos en ir a un restaurante? Un buen lugar, ambiente agradable, una buena experiencia y claro, una excelente oferta gastronómica acompañada de un excelente servicio…

Por supuesto que todas estas características están alineadas con lo que cualquier cliente o usuario, en cualquier lugar del mundo, espera recibir de un lugar al que ha decidido ir. Pero ¿cuántas veces nos detenemos a pensar si las personas que lideran estas propuestas culinarias, además de ofrecer estas bondades aportan de manera valiosa a su entorno, cuentan con acciones alineadas al bienestar de sus colaboradores, desarrollan políticas acordes con el cuidado del medio ambiente, o simplemente se esmeran por hacer felices a quienes se desempeñan allí?; en otras palabras, ¿son capaces de ofrecer una propuesta no solo exquisita sino también sostenible?

Sin duda, son pocos los que podrían tener estas inquietudes y seguramente menos los que se tomarían el tiempo de averiguarlo; otros se preguntarían y… ¿para qué hacerlo? La respuesta es aún más sencilla que la misma pregunta: porque vale la pena apoyar causas que trabajen por hacer del mundo un mejor lugar para vivir….

Pues bien, a no más de 40 minutos de Bogotá existe una propuesta gastronómica con más de 8 años de existencia y que le está apostando a políticas, valores y principios que sean capaces de convertirse en un aporte importante y necesario para que precisamente el entorno en el que vivimos sea, de alguna manera, un mejor lugar, en todo sentido.
Se trata de Yo Parrillo, la alternativa, por excelencia, en donde se parrillan los mejores cortes de carne y se vive una experiencia sin igual. El sitio en donde se pasa una tarde de sábado o domingo de una manera diferente pero donde, también, se celebra un cumpleaños, se realiza un evento empresarial de fin de año, se festeja un aniversario, o incluso un matrimonio… La propuesta que además de permitir todo esto, es además una propuesta sostenible a través de distintas pero significativas acciones que están marcando la diferencia.

El respeto hacia el otro. En Yo Parrillo prima entender que no solo se cuenta con colaboradores, ante todo, se cuenta con seres humanos, personas con quienes se establece una relación de confianza y respeto hacia el otro, hacia aquel que es valorado, atendido y escuchado.

“Yo te escucho”. En consecuencia, Yo Parrillo ha implementado la acción significativa de gran valor denominada “Yo te escucho”, un espacio que se configura como la alternativa para que sus colaboradores alcen su voz y cuenten con un escenario en donde sea permitido conversar de cualquier asunto, incluso extralaboral. A esta estrategia se suman las reuniones de capacitación y los espacios de motivación que han hecho posible que sus colaboradores entiendan que Yo Parrillo no solo es un lugar de trabajo sino el lugar en el que se forman seres humanos proactivos, propositivos y listos para entregar lo mejor de sí, al tener la posibilidad formarse en competencias laborales, pero también personales.

Talento local. Yo Parrillo cree en el talento joven y local y por eso, un 90% de la planta de personal son jóvenes de 18 a 22 años, jóvenes para quienes esta se convierte en su primera experiencia laboral, su lugar de aprendizaje, pero también de crecimiento. A ello se suma contar con proveedores locales en quienes se deposita la confianza necesaria que se materializa en la tranquilidad al ofrecer un excelente servicio a cada una de las personas que visitan el restaurante.

Cuidado del medio ambiente. En Yo Parrillo se cuida, se respeta y se preserva el medio ambiente y por esa razón se desarrollan acciones alineadas con este fin. Algunas de ellas tienen que ver con la correcta disposición de los residuos sólidos y del aceite de cocina, con la optimización de un 80% del uso del agua, con el no ofrecer productos envasados en material plástico y con desincentivar el uso de pitillos y desechables. A su vez, el tipo de cocción a la parrilla que se pone a disposición de los clientes es más saludable en la medida que no se requiere el uso de grasas vegetales.

Experiencia saludable. Yo Parrillo no es un restaurante más. Sus espacios campestres, sus zonas verdes y al aire libre permiten vivir una experiencia que se traduce en salud y bienestar pues invita a involucrarse en el momento presente, a conectar con las personas y a reducir el uso de tecnologías.

No hay duda, Yo Parrillo no solo es una excelente alternativa para salir de la rutina, parrillar las mejores carnes y pasar un momento espectacular, es la propuesta que, además, se alinea con los Objetivos de Desarrollo Sostenible, le apunta a la reducción de la pobreza al generar empleo sin discriminación alguna por falta de experiencia; propende por la buena salud y el bienestar al ofrecer un tipo de cocción y una experiencia que hace posible generar espacios saludables, se preocupa por brindar escenarios de energía limpia al disponer de espacios al aire libre, ventilados e iluminados con luz del día, la mayor parte del tiempo; y por ser una propuesta que le apunta a generar trabajo decente y crecimiento económico al hacer posible alrededor de 35 empleos directos en condiciones que respetan los mínimos legales.

Si ya ha tenido la oportunidad de visitar y disfrutar del servicio de Yo Parrillo, es más que seguro que ahora tiene razones de sobra y de peso para vivir esta experiencia una vez más. Si aun no lo ha hecho, es la oportunidad perfecta no solo para hacerlo sino también para recomendarlo a otros. Algo si es seguro, no hay nada qué pensar, anímese a reservar su mesa acá.